Del diseño a la fabricación con un simple clic del ratón

Judy Warner
|  Creado: October 12, 2021  |  Actualizado: November 1, 2021
Del diseño a la fabricación con un simple clic del ratón

¿Te imaginas poder diseñar tu placa de circuito, llevar a cabo simulaciones, conseguir los componentes que necesitas, crear una lista de materiales detallada, generar tus archivos de salida y enviar a fabricación simplemente pulsando un botón, y todo ello desde tu entorno de diseño? Aunque pueda parecerte a un sueño remoto, esta entrevista con Misha Govshteyn, de Macrofab, te cuenta en esta entrevista cómo se están asociando con Altium para hacer realidad este sueño en un futuro muy próximo.

Judy Warner:
Misha, cuéntanos brevemente a qué se dedica Macrofab y cómo habéis desarrollado soluciones de software para mejorar la forma en que los profesionales de la electrónica se ponen en contacto y contratan servicios de fabricación electrónica (EMS).

Misha Govshteyn:
MacroFab es una plataforma de fabricación de productos electrónicos que permite a los ingenieros producir nuevos diseños con mayor rapidez y ayuda a las empresas a lanzar sus productos al mercado durante el desarrollo que va desde las fases de producción a las de producción, en regiones de fabricación de bajo coste. Nuestro servicio facilita el acceso a fábricas especializadas en toda Norteamérica, lo que permite a los clientes escalar sin problemas en todas las fases de producción. La empresa fue fundada por dos ingenieros de robótica que querían construir un servicio de fabricación que ofreciera una experiencia de servicio desde la nube, similar a, por ejemplo, AWS y Azure.

Así, pensando en los ingenieros electrónicos, MacroFab presta un servicio de montaje de placas de circuito impreso "llave en mano", impulsado por software y APIs modernas. Los ingenieros pueden obtener orientación sobre los precios de sus diseños para cualquier volumen, acceder a los datos de disponibilidad de materiales y precios en tiempo real, y hacer pedidos en línea a través de una interfaz de autoservicio o mediante órdenes de compra preaprobadas por la empresa. Todos los datos de fabricación están en línea, lo que permite a los ingenieros hacer un seguimiento de los cambios en sus placas a lo largo del tiempo y garantizar la integridad de su diseño a medida que se traslada al equipo de la cadena de suministro para su producción.

En el caso de los equipos de la cadena de suministro, MacroFab aporta una plataforma sencilla para la contratación de servicios de montaje de productos electrónicos a nivel de producción en más de 70 casas de fabricación en EE.UU., Canadá y México, lo que reduce los gastos generales y garantiza que cada trabajo se asigne a la fábrica adecuada que ofrezca el mejor precio, calidad y plazo de entrega. Los equipos de la cadena de suministro utilizan la plataforma MacroFab para desarrollar todo tipo de productos, desde conjuntos de placas de circuito impreso hasta productos electrónicos totalmente ensamblados y probados. Las empresas confían en MacroFab para trasladar la producción de sus actuales fabricantes de electrónica por contrato con sede en EE.UU. para consolidar a los proveedores o para trasladar la producción de China a EE.UU. o México.  

Warner:
Háblanos de algunos de los principales problemas que estás tratando de solucionar, y de qué manera utilizas el software para mejorar el proceso de desarrollo de hardware.

Govshteyn:
MacroFab es, en esencia, una fábrica descentralizada mediante software. En la fabricación tradicional, el paradigma es la externalización: se contrata a una fábrica para que produzca productos para nosotros, pero ¿qué ocurre si esta fábrica en concreto tiene problemas? Esto se traduce en problemas también para el cliente. Con MacroFab, sin embargo, nuestros clientes acuden a nosotros como un servicio basado en los principios de la nube, y por ello trabajamos de forma muy diferente. 

En primer lugar, partimos de los archivos de diseño nativos de las herramientas EDA. De hecho, en muchos casos, trabajamos estrechamente con los proveedores de software EDA para entender el formato con el que trabajan. Esto nos permite elaborar una fuente única de información para la fabricación, que incluye hasta la lista de materiales y las instrucciones de montaje. El software de MacroFab orquesta el proceso de producción, que se desarrolla de la misma manera independientemente de la fábrica que construya el producto. 

En segundo lugar, somos el plano de control de todas las operaciones de fabricación. MacroFab obtiene los materiales, los ensambla en kits de producción para entregarlos en la fábrica y es responsable en última instancia de la calidad del producto. En muchos casos, además, MacroFab pasará por el proceso NPI, diseñará accesorios de prueba personalizados y los enviará a la fábrica como parte de la ejecución de cada trabajo. 

En tercer lugar, MacroFab ha construido una red distribuida de fábricas por toda Norteamérica. Algunas de ellas son fábricas especializadas que producen productos de bajo volumen, otras son fábricas muy grandes de alto volumen, ubicadas en México, que producen cientos de miles de unidades. Esto nos permite escalar como solo pueden hacerlo los fabricantes de primer nivel, y además podemos avanzar mucho más rápido. Algunos de nuestros clientes aprovechan esta posibilidad al máximo, con múltiples fábricas que construyen sus productos en paralelo, maximizando la producción y el crecimiento.

Por último, nuestro software está basado en patrones de diseño en la nube. Es decir, al diseñar, asumimos que cualquier cosa puede salir mal, y sabemos que así será. Asimismo, que todo lo que hacemos se basa en un conjunto de software diseñado a medida para que la fabricación funcione de la manera que nosotros pensamos que debería funcionar. En términos prácticos, esto significa que podemos hacer cosas que otros fabricantes no pueden. Podemos anticiparnos a la demanda y almacenar el inventario para nuestros clientes, lo que incluye los productos acabados. Podemos enviar productos ensamblados, probados y empaquetados directamente a sus usuarios finales. 

De la misma manera, también hallamos la forma de sortear las limitaciones de la cadena de suministro. Muchos de nuestros clientes han comprobado que, una vez obtenidos los materiales, podemos fabricar sus productos en cualquier lugar de Norteamérica. Las historias de horror que se oyen sobre los buques de carga que permanecen estacionados en algún puerto durante semanas nos afectan mucho menos, solo en el caso de las materias primas procedentes de China. Sin embargo, los productos acabados pueden llegar a los clientes mucho más rápido y sin retrasos. 

Warner:
Hace poco, Macrofab y Altium se han asociado formalmente, y Altium ha invertido en MacroFab ante la visión compartida de una forma mejor y más moderna de trasladar la electrónica desde el diseño hasta el montaje final. 

¿Qué oportunidades crees que ofrecerá esta alianza?

Govshteyn:
Estamos trabajando muy estrechamente con el equipo de Altium para encontrar maneras que permitan a nuestras plataformas trabajar juntas, aunque, sin duda, uno de los beneficios fundamentales será la propia integración nativa. En la actualidad, la plataforma de MacroFab es compatible con las principales herramientas de EDA, si bien existen inconvenientes en la forma de interpretar los datos mientras analicemos los archivos de diseño como algo externo.

Trabajar estrechamente con el equipo de ingenieros de Altium Designer y Altium 365 es la clave del juego. Gracias a esta colaboración, pasar de un archivo de diseño a un presupuesto de fabricación rápida será mucho más fácil y libre de errores con MacroFab. El efecto más evidente para los ingenieros será la reducción drástica de todas estas reuniones, correos electrónicos y videoconferencias que tienen lugar con cada diseño que entra en producción. Será un gran paso hacia la verdadera fabricación en la nube, en la que el software controla el flujo de datos, en lugar la información informal y poco completa que se transmite en las reuniones.

Y con el tiempo, MacroFab podrá transmitir de vuelta a Altium los cambios de diseño realizados durante el proceso de fabricación. Y es que este es el pequeño y desagradable secreto de la externalización de la fabricación, especialmente si tiene lugar en China. En cuanto tu diseño llega a la planta de producción, el fabricante empieza a manipularlo y los cambios no siempre vuelven al entorno EDA. Por eso resulta salvaje el nivel de desviación del diseño que vemos en los productos fabricados en China desde hace mucho tiempo. A veces estos productos son irreconocibles. Y esto no debería ocurrir en un entorno bien diseñado y basado en software.


Warner:
Desde un punto de vista más práctico, los desafíos de la cadena de suministro han creado grandes problemas este año. ¿Cómo afronta Macrofab esta época de escasez generalizada de componentes? ¿Hay algo que Macrofab pueda hacer para facilitar la vida a los ingenieros de diseño?

Govshteyn:
Somos una plataforma digital, por lo que a nuestros clientes les resulta más sencillo cambiar sus diseños y enviarlos a producción. Esta es la forma más poderosa de sortear los retrasos en la cadena de suministro: la posibilidad de empezar a utilizar sustitutos ampliamente disponibles. 

Es importante entender que MacroFab es una empresa muy orientada al software, pero en última instancia somos en realidad una compañía integral. Tenemos un equipo de la cadena de suministro, otro de ingeniería, un equipo de calidad y un gran almacén donde preparamos los materiales y recibimos los productos acabados. Al fin y al cabo, gran parte de la cadena de fabricación y suministro vive en el mundo físico, y los mayores problemas tienen soluciones prácticas, así que hacemos lo que tenemos que hacer. A veces, esto significa abastecerse de materiales antes de la producción para asegurarnos de que tenemos lo que necesitamos cuando llega la fase de producción. Recientemente hemos creado un grupo de abastecimiento estratégico, que nos permite encontrar componentes muy difíciles de conseguir. Otras veces simplemente supone ser ágiles con el enfoque de fabricación y dar a los clientes opciones para acelerar el proceso. Por ejemplo, si los componentes de origen internacional se retrasan, podemos recuperar el tiempo construyendo en varias fábricas en paralelo, desplazando la fabricación a EE.UU. en lugar de que tenga lugar en México, o haciendo envíos parciales a medida que el producto sale de la línea de producción. Lo que haga falta. Así que en ningún caso estamos hablando solo de software. Tenemos gente dispuesta a traspasar muros por nuestros clientes, si es necesario.  


Warner: 
Volviendo al tema de la asociación, sé que tanto los equipos de Macrofab como los de Altium están trabajando frenéticamente para hacer realidad la fabricación bajo demanda o la fabricación como servicio (MaaS). ¿Cuál crees que sería un plazo realista para que esté disponible para los clientes de Altium?

Govshteyn:
Estamos avanzando rápidamente, por lo que nuestros clientes deberían ver los beneficios tangibles de Altium y MacroFab a tiempo para el evento de AltiumLive de enero. En los próximos meses, organizaremos una serie de webinars conjuntos para presentar un adelanto de los temas y conceptos de la fabricación digital, y animaremos a los clientes a que nos cuenten sus problemas más importantes, para que podamos abordarlos. 


Warner:
Estamos ansiosos por ver en AltiumLife todo lo que has estado preparando. Mientras tanto, además de en la página web de Macrofab, ¿dónde pueden ir nuestros lectores para saber más sobre todo lo que estáis haciendo actualmente y registrarse para los próximos webinars?

Govshteyn:
La verdad es que contamos con una comunidad muy activa, con miles de personas que escuchan nuestros podcasts semanales sobre ingeniería y mucha gente que interactúa con nosotros directamente en Slack. Otra vía interesante es Twitter. Mucha gente no lo sabe, pero los fundadores de MacroFab y yo interactuamos personalmente con la gente en Twitter. No se trata de la típica cuenta de Twitter que lleva el departamento de marketing. Si te pones en contacto con nosotros en Twitter, es muy probable que te encuentres conversando con personas que viven y respiran MacroFab las 24 horas del día. 

Warner: 
Son momentos fascinantes, y no cabe duda de que estaremos pendientes de tus progresos y de lo que vayas a lanzar en los próximos meses. Gracias por tomarte el tiempo de compartir estas ideas sobre Macrofab. Os deseamos que sigáis teniendo mucho éxito.

Govshteyn:
Muchas gracias. Y es cierto: se están preparando muchas cosas y van a ser unos próximos 12 meses muy emocionantes tanto para MacroFab como para nuestra dedicada base de usuarios. Pronto habrá más noticias.

Misha Govshteyn   CEO, MacroFab

Misha Govshteyn  
CEO, MacroFab


 

Sobre el autor / Sobre la autora

Sobre el autor / Sobre la autora

Durante más de 25 años, Judy Warner ha ocupado una serie de cargos diversos en el sector de la electrónica. Tiene experiencia en fabricación de PCB, PCB para RF y microondas y fabricación por encargo, centrándose en aplicaciones para la industria aeronáutica y militar.

También ha sido escritora, bloguera y periodista para varias publicaciones sectoriales, como Microwave Journal, PCB007 Magazine, PCB Design007, PCD&F e IEEE Microwave Magazine, además de miembro activo de la junta directiva de PCEA (Printed Circuit Engineering Association). En 2017, Warner se unió a Altium como directora de participación comunitaria. Además de dirigir el podcast OnTrack y crear el boletín OnTrack, lanzó la conferencia anual de usuarios de Altium, AltiumLive. Warner es una apasionada en todo lo que sea proporcionar recursos y apoyo a los ingenieros de diseño de PCB en todo el mundo.

Articulos más recientes

Volver a la Pàgina de Inicio